“Un poquito de por favor” en la marcha en grupo

Caminar en compañía de otras personas implica un cierto comportamiento cortés y considerado que ayuda a hacer la marcha más amena y efectiva.

1.     Evita ir demasiado pegado a la persona que precede. En lugar de ser la sombra de tu compañera, deja espacio permaneciendo a tres o cuatro pasos de distancia.

2.     Mira detrás de ti antes de soltar una rama que hayas tenido que apartar a un lado. Avisa a las personas que llevas detrás para no golpearlas con ella. Es preferible pasar entre las ramas que agarrarlas, salvo que lo necesites para salvar un paso o guardar el equilibrio.

3.     Apártate del paso cuando te detengas para atarte los cordones, ajustar la mochila, tomar una foto o contemplar el paisaje. Si es posible, colócate en el lado del monte respecto a los que pasen junto a ti.

4.     Pide permiso para adelantar y elige un lugar adecuado para hacerlo, en lugar de abrirte paso a codazos.

5.     Actúa cortésmente cuando te encuentres con un grupo que venga en sentido contrario. Tradicionalmente, el grupo que baja se aparta para dejar que el grupo que asciende pueda proseguir sin romper el ritmo. Sin embargo, en terreno escarpado o si el grupo que desciende es mucho mayor, puede ser más correcto que las montañeras que suben se aparten y se concedan un respiro.

6.     Marca un ritmo que permita hacer un buen tiempo pero que no agote a los miembros del grupo más lentos. Si alguien no puede seguir el paso del grupo, ajusta éste en función del tipo de terreno y las condiciones meteorológicas, de modo que nadie se quede demasiado atrás. No permitas que nadie vaya solo, ni por delante ni por detrás. Dale tiempo al último para alcanzar al grupo en las paradas de descanso… y tiempo para descansar cuando llegue.

7.     Evita quedarte muy atrás, a fin de no perder contacto con los demás y obligarles a esperarte continuamente.

8.     Si un miembro del grupo marcha a un ritmo inaceptablemente lento, puede ser conveniente que se vuelva acompañado por otra montañera, o que espere en un punto de encuentro seguro.

9.     Prueba la táctica deponer a la persona más lenta delante marcando el ritmo. Este incentivo puede hacer que una montañera lenta marque un ritmo más rápido del habitual

 Fuente: Desnivel. Especial material (2006/2007). Pag. 161.

ACTIVIDAD

  1. ¿Qué ritmo debemos llevar?
  2. ¿Qué hacer si una persona se queda atrás?
  3. ¿Cómo actuarías si un grupo viene descendiendo por el mismo camino que tú?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: