2.4.5. Vestuario. Protección de los pies

Las extremidades son las primeras partes del cuerpo en enfriarse, y más aun los pies, ya que pierden calor por conducción al estar continuamente en contacto con el suelo. Un sobrecalentamiento de los pies facilitará la aparición de rozaduras. Por lo tanto, conviene realizar una buena elección de los calcetines y las botas.

Calcetines.

Hoy en día existe una amplia gama de modelos de calcetines dependiendo de la actividad a realizar, desde el más sencillo paseo hasta una expedición al Polo. Podremos encontrarlos en distintos materiales: lana, algodón, lana termógena y fibras sintéticas. Estos últimos secan más rápido y apenas absorben humedad; además son más confortables al ser más mullidos y estar provistos de tejido elástico en la zona del puente y dobles densidades en puntera, talón y caña (zonas de máximo rozamiento). El grosor del calcelín dependerá del uso al que se le destine, y el que sea largo o corto, ya es más cuestión personal que otra cosa, aunque para frío extremo sea mejor el largo.

En verano una opción aconsejable es el algodón, más fresco y cómodo, que combinado con fibras transpirables posibilita una mayor evacuación de la humedad.

Para las bajas temperaturas las fibras de poliester combinadas con poliamida y fibras elásticas son la mejor elección. En situaciones de frío extremo se utilizan dos calcetines: uno interior de polipropileno o clorofibra y otro exterior de lana termógena.

Lo importante es que se ajusten al pie sin comprimirlo que sobresalgan con holgura por la parte superior de las botas y que no formen arrugas que provoquen incomodidades y ampollas. Siempre será muy recomendable llevar unos calcetines de repuesto. Los calcetines van a perder propiedades con los lavados, por lo que es recomendable lavarlos con detergentes para prendas delicadas.

Botas.

El calzado se puede dividir en dos tipos: Trekking y Alta Montaña. Atendiéndonos a las competencias del técnico solo trataremos las primeras.

De botas de Trekking existen multitud de modelos en el mercado y se distinguen unas de otras por el material de fabricación: piel, fibras sintéticas o ambas, y por su impermeabilidad-transpirabilidad si llevan membrana.

Las botas de trekking son ligeras y flexibles, favoreciendo una rápida adaptación al pie. Los materiales más utilizados en ellas son la cordura y el serraje, aunque también puede ser de nobuck o piel de flor. Su impermeabilidad se debe habitualmente al uso de resinados, ceras y membranas, sistema, este último, puesto en tela de juicio ya que el movimiento de flexión de la bota junto con la arenilla que se vaya colando por las costuras, acaban por rasgar la membrana perdiendo definitivamente la impermeabilidad. Su transpirabilidad también es bastante criticada, ya que el sudor y la suciedad taponan el poro impidiendo el paso del vapor de agua. De todas formas, estos dos problemas no se producen inmediatamente y la bota suele dar buen resultado al menos durante un año.

Recomendamos ante todo, que la talla de la bota debe ser la correcta para evitar la formación de ampollas en el talón durante las ascensiones, si son grandes, o el ennegrecimiento de las uñas en los descensos por ser muy pequeñas. A la hora de la elección debemos probarnos las botas con un calcetín de grosor similar al que se usa habitualmente.

La horma debe ser la adecuada para cada tipo de pie. La bota sujetará correctamente el talón, evitando movimientos dentro de la misma. La caña alta protegerá el tobillo, conservará más el calor y evitará la entrada de humedad y objetos no deseados. La caña baja ganará en movilidad y ligereza prescindiendo de la protección del tobillo.

La amortiguación aumentará el confort y disminuirá el estrés de la columna vertebral y el desgaste articular de las rodillas.

La suela debe combinar resistencia con adherencia.

La plantilla debe ser cómoda, absorbente y de sencilla extracción para su lavado y secado.

Para el mantenimiento tendremos en cuenta los siguientes aspectos:

  • Secarlas lejos de fuentes de calor.
  • Limpiar el barro con un cepillo húmedo.
  • Para impermeabilidad utilizar ceras de silicona para pieles y aerosoles especiales para la cordura.
Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    EDU BILBAO said,

    en los calcetines habria que hablar de algunas firbras huecas de la estructura de su tejido que son las reponsables de las caracteristicas recomendadas para el uso de ellos: coolmax, thermolite, thermoline, etc. y por su identificación en la etiqueta sabremos que usos son recomendados

  2. 2

    pepeinef said,

    Gracias Edu por el comentario.
    Aquí dejo un enlace con información sobre la bota:
    http://www.apeu.net/en_la_montana/equipamiento/botas/
    Aunque en las partes de la bota creo que no se corresponde con la imagen.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: