2.4.4. Vestuario. Protección de las manos

Al igual que para la protección del cuerpo, con las manos también debemos seguir la teoría de las capas. Como guante debemos seguir la teoría de las capas. Como guante interior es muy recomendable uno fino de polipropileno y por encima, utilizaremos uno fino de polipropileno y por encima, utilizaremos unos de forro o de lana. Estos últimos dan muy buen resultado pero con viento se muestran pocos efectivos. Los de forro, por el contrario, funcionan muy bien cuando van preparados con una membrana paraviento.Para la capa exterior se utiliza un cubre preparado con una membrana microporosa o polimérica, pudiendo ser guante o manopla. El primero suele tener mayor maniobrabilidad, pero es más complicado de colocar que una manopla.Debemos tener muy en cuenta que una manopla siempre va a ser mucho más caliente que un guante, ya que los dedos están tocándose, por conducción, aquellos que tienen peor riego sanguíneo se aprovechan de los que generan más calor. Sin embargo, las maniobras delicadas con manoplas son más difíciles de realizar que con un guante.

Una opción interesante es utilizar la manopla tridedo, que separa el dedo índice de los otros tres y que combina la maniobrabilidad de un guante con la capacidad térmica de una manopla.

El problema de unas manos frías no es siempre debido a los guantes, sino que se debe reparar en otros aspectos: puños poco herméticos, llevar pulseras, anillos o relojes ajustados… pues con ello se está perdiendo calor o generando menos del que se pierde.

Ya sea guante o manopla, deben ser resistentes e impermeables; suficientemente largos para cubrir bien las muñecas, de talla adecuada (ni justos ni holgados) y provistos de alguna cinta que los mantenga siempre unidos a las muñecas.Otro aspecto importante es llevar guantes de repuesto, ya que en caso de pérdida, rotura o que se nos mojen, nos evitaremos complicaciones.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    EDU BILBAO said,

    guante fino de lana o de polar, que no quede ajustado ni en dedos ni en muñeca pero que sea de nuestra talla porque si nos queda lardo o flojo ya sabeis “…gato con guantes no caza ratones..” y si hay que manipular algo se tendra más dificultad. Otro puede ser de windstoper con refuerzos en palma y yemas, mas que sufiente para estas latitudes del mogreb.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: