2.2.2. Tejidos. Rellenos térmicos

El concepto erróneo de que esta o aquella prenda nos proporcionan más o menos calor está muy extendido. La verdad es que el único que produce calor es nuestro cuerpo y todo lo que nos pongamos encima solo servirá para evitar que ese calor se pierda, huyendo hacia el exterior. Lo más usual para mantener el calor del cuerpo en torno a él son los rellenos térmicos, y los que se utilizan hoy en día son: la pluma y la fibra.

Los dos tipos de relleno se basan en el principio de que el aire es un mal conductor del calor, por lo cual, atrapan el aire que se va calentando con nuestro calor corporal, formando una capa aislante que impedirá, más o menos, que baje la temperatura en torno a nuestro cuerpo.

La pluma.

Es el relleno que posee las mejores prestaciones como aislante térmico, es un producto natural y se obtiene generalmente de las ocas y los patos. Una vez traída de los animales sigue un proceso de elaboración y selección: según el tipo de animal, se clasifica por calidades, para posteriormente someterla a un proceso de lavado, desinfección y secado.

Hay que diferenciar entre pluma y plumón. La pluma de tamaño medio y pequeña, cubre el cuerpo del animal y tienen cañamón; estas se suelen mezclar con el plumón.

El plumón o duvet es la pluma que no tiene cañamón, tiene un núcleo central del cual salen numerosos filamentos. El duvet es la pluma de mejor calidad, y dentro de éstos, el de oca es el que destaca por ser de mayor tamaño y coger mayor volumen. Para medir la calidad de la pluma se utiliza un método llamado “Fill-power”, es la capacidad de hinchado o recuperación de la pluma.

Consiste en saber qué volumen ocupan 28´7 g de plumón. Este peso corresponde a una onza inglesa, el volumen se expresa en “cubic inches”. Así, cuando en una etiqueta leemos “550 fill-power” nos está informando del volumen que ocupa una onza del plumón que lleva ese artículo.

  • Ventajas: poco peso, gran poder aislante, fácilmente comprimible y recuperable de esa compresión, duraderos y agradable, tacto de lujo.
  • Inconvenientes: si se moja es inútil, lentísimo secado, lavado delicado y su precio suele ser muy elevado.

La fibra.

Están compuestos por fibras sintéticas de poliester y polipropileno, entrecruzadas caóticamente y unidas por diversos procedimientos. Pueden tener diversos grosores y estructuras configurando un malla tridimensional y ser compactas o huecas, teniendo un mejor rendimiento estas últimas ya que además de atrapar el aire caliente entre su estructura también lo hacen en el interior de la propia fibra. En resumen, de lo que se trata es de imitar a la pluma con un menor coste.

  • Ventajas: no pierden mucho poder aislante con la humedad (mantiene hasta un 70%), secan muy rápido, tiene un mantenimiento sencillo y su precio es relativamente barato.
  • Inconvenientes: menor capacidad de compresión, mayor peso y volumen, periodo de vida más corto (un saco de pluma puede durar lo mismo que tres sacos de fibra), el tacto no tiene nada que ver con la pluma y en situaciones de frío extremo tampoco rinde como la pluma.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: