2.2. Tejidos

Las prendas están construidas por tejidos, éstas por hilos y éstos a su vez por fibras. Estas fibras que en un principio eran naturales, hay en día están siendo desplazadas por las sintéticas debido a una serie de ventajas que éstas poseen sobre las primeras.

  • Fibras naturales. Se han utilizado para confeccionar tejidos desde la más remota antigüedad y pueden ser de origen vegetal como el algodón, lino, esparto… o bien, ser de origen animal como la lana, la seda… Estas fibras son de corto tamaño por lo cual para poder hacer hilos es preciso entrelazarlas mediante torsión (antigua rueca).
  • Fibras sintéticas. Se obtienen a partir de derivados y subproductos del carbón y del petróleo, que mediante procesos de transformación generan un monofilamento continuo muy resistente, con el que después se fabricarán los tejidos. Las fibras más habituales son las poliamidas, el polipropileno y el poliéster. En algunas ocasiones, para obtener acabados similares a los de las fibras naturales, se les aplican procesos de corte y torsión, consiguiendo unos resultados bastante satisfactorios.

Las fibras artificiales pesan menos, secan mucho más rápido y poseen una mayor capacidad de transpiración, tanto en vapor de agua como en líquido.

Cuando finalmente hemos obtenido el hilo, este pasa a un proceso conocido como Base de Evolución, es la forma de tejer y entrelazar los hilos para obtener los tejidos.

  • Tejidos de Punto. Son los más antiguos y el proceso consiste en entrelazar los hilos mediante bucles y nudos, creando un tejido elástico, ya que los nudos no están tensados a tope, son de tacto agradable y se utiliza para prendas interiores e intermedias.
  • Tejidos Lisos. A una serie de hilos paralelos (trama), se les intercala alternativamente por encima y por debajo otra serie de hilos perpendiculares (urdimbre) a los hilos de la trama. Esta Base de Evolución que puede ser con hilo simple se llama Tafetán, o con hilo doble, Esterilla. Con este proceso se pueden obtener tejidos ya terminados o bien tejidos en bruto a los que hay que darles un acabado, a éstos se les llama Empesa.

Según el grosor del hilo y lo apretado que esté, dispondrá de un determinado peso específico (gr/m²). De esta manera, se pueden obtener tejidos de una gran resistencia frente al viento y a la humedad con muy poco peso si el hilo utilizado es muy fino.

Para hacer tejidos más resistentes se integra una cuadrícula de hilo más grueso conocido como antidesgarro, denominando a estos tejidos Ripstop.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: