2.5.5. El equipo. La tienda de campaña

El ser humano nómada necesitaba protegerse de la intemperie y para ello se servía de unas tiendas primitivas construidas a base de palos de madera y pieles. Las campañas militares en un principio, las exploraciones científicas y más tarde las alpinas, junto con la total falta de refugios de montaña, han contribuido a un necesario desarrolla de aquella cobertura ancestral hasta las modernas tiendas que existen hoy en día.

Al principio las tiendas solo tenían un mástil y un cuerpo, más tarde apareció el doble techo y al añadirle otro mástil y un travesaño surgió la canadiense. En los años 70 aparecen las tiendas túnel e iglú (semiesféricas o geodésicas) que permiten un mayor aislamiento térmico, optimización del espacio al no haber esquinas, oponen menos resistencia al viento y son de rápido montaje aunque hay malas condiciones. Últimamente se están poniendo de moda las fundas de vivac-tienda, ligeras y sencillas, para una o dos personas que se encuentran haciendo una travesía larga y para las cuales el factor peso es vital.

En un principio el material más habitual era el algodón, pero su peso excesivo a favorecido la aparición de tiendas con tejidos totalmente sintéticos, más ligeros y resistentes y totalmente impermeables a base de inducidos de poliuretano. El más utilizado es el nailon, aunque el poliester también se utiliza.

Componentes de una tienda.

  • Doble techo. Es la parte más exterior de la tienda y la que va a soportar directamente las inclemencias del tiempo. Se solía fabricar de lona, pero hoy en días los materiales habituales son el poliester y la poliamida por su ligereza e impermeabilidad, aunque también se usan tejidos microporosos. Las costuras deben estar temoselladas o soldadas con silicona y los anclajes al suelo deben ir con refuerzos y tensores elásticos.
  • Cuerpo interior. Es el habitáculo donde vamos a permaneces cuando durmamos o queramos protegernos de las condiciones exteriores. Para su fabricación se mezcla algodón con fibras artificiales, aunque estas últimas son las más utilizadas. El caso es que transpiren y sean ligeros. El acceso al interior suele ser poro una puerta doble con cremallera bidireccional, compuesta por una mosquitera y una puerta impermeable.
  • El suelo se fabrica generalmente en poliester inducido con poliuretano dado su ligereza y alta impermeabilidad, pero son frágiles. El PVC es el más resistente, no cala, pesa demasiado. Se utiliza para tiendas de camping.
  • Varillas y mástiles. Son los dos sistemas de sustentación que utilizan las tiendas. Mástiles para tiendas canadiense y piramidal forman una estructura bastante rígida. Varillas más flexibles y resistentes, utilizadas en iglúes y formas geodésicas. Las varillas pueden ser de fibra de vidrio o de aleaciones de aluminio más ligeras, flexibles y resistentes.
  • Piquetas. Pueden ser de metal: hierro y aleaciones de aluminio, mucho más ligeras y se adaptan mejor al suelo. Plástico, unas piquetas tradicionales, son muy ligeras y rígidas por lo tanto se parten con cierta facilidad en terreno duros. Otras con rosca de tornillo, se hace un agujero y se meten a rosca.

Tiendas de baja, media y alta montaña.

Tiendas de baja y media montaña son aquellas destinadas a utilizar en camping o montaña estival, llamadas: tres estaciones.

En ellas se busca la comodidad, por tanto deben ser espaciosas y robustas, por lo que son tiendas muy pesadas. El suelo conviene que sea de PVC, por su dureza soportará mejor cualquier tipo de terreno. El cuerpo interior suele ser de algodón para facilitar la transpiración, aunque se puede combinar con nailon, dándole mayor ligereza y resistencia pero perdiendo transpirabilidad. El doble techo puede ser de lonas acrílicas, pesados pero de gran resistencia. O de nailon, éstos son muy ligeros y conviene que lleven las costuras selladas.

Tiendas de alta montaña son tiendas muy técnicas y sus características principales son la ligereza y la solidez. Llamadas de cuatro estaciones.

Todas las costuras del doble techo y suelo deben estar selladas. Así como tener abundantes detalles técnicos: bolsillos laterales en el habitáculo, cremalleras de doble cursor, respiraderos, gancho para colgar la cocinilla, malla colgada para dejar cosas. Los faldones del doble techo son de gran importancia, ya que evitan la entrada de nieve y sella mejor la cámara de aire creada entre el cuerpo interior y el doble techo. El avance es importante para poder cocinar, dejar el material, las mochilas, calzarse.

Consejos.

  • Tener una tienda con dos puertas, facilita su ventilación y un acceso más cómodo.
  • Los rayos ultravioleta y las sobre tensiones ocasionadas por el calor, pueden evitarse montando la tienda a la sombra.
  • Lubricar periódicamente varillas y cremalleras con un aerosol de silicona evitará la corrosión y actuará como anticongelante.
  • No cerrar del todo la puerta si es posible, ya que facilitaremos la evaporación de la condensación.
  • No encender hornillos dentro, es aconsejable cocinar en el avance.
  • Antes de guardar la tienda conviene asegurarnos que no está mojada, secarla y limpiarla.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: